Casas de cambio en la frontera se ven obligadas a cerrar por la incontrolable devaluación del bolívar

El bolívar soberano, a finales de agosto de este año, llegó a la frontera con una tasa superior a los 200. No obstante, su devaluación va agarrando más fuerza, por lo que las casas de cambio se han visto afectada en la frontera colombo-venezolana.

En este sentido, hoy el precio del bolívar soberano para la compra es de 5 pesos y para la venta es 7 pesos, lo que significa una caída del 98% en su valor. Por tal motivo, diferentes establecimientos de casas de cambio se han visto en la tarea de cerrar.

Juan González, representante legal de la Asociación de Profesionales de Cambios del Norte de Santander (Asocambios), explicó que la devaluación es un afecto de la coyuntura económica de Venezuela. “Dependemos del intercambio comercial entre ambos países, porque nuestra actividad requiere que los venezolanos vengan y traigan divisas, y que el colombiano vaya a Venezuela y las demande”, explicó González.

Asimismo, señaló que el negocio requiere de la oferta y la demanda. Sin embargo, en los últimos meses no hay demanda de la nueva divisa a consecuencia de la caída libre de su valor. “Nosotros no estamos consumiendo bolívares. Eso ha ocasionado que varios negocios cierren o trabajen con pocos empleados”, indicó el representante de Asocambios. /Lea la nota completa en La Opinión de Cúcuta/