El joven brasileño expulsado de Venezuela por dar comida a niños pobres asegura que está bien y en un lugar seguro

Loading...

El cooperante brasileño expulsado el sábado de Venezuela tras permanecer once días detenido e incomunicado, acusado de pertenecer a una organización criminal internacional, afirmó que está bien y que se encuentra en un lugar seguro, que se abstuvo de revelar por razones de seguridad. “Estoy bien y seguro. Me reservo el derecho de mantener en sigilo el lugar en donde estoy y hacia donde voy. Espero que me entiendan. Tengo mi vida personal y particular”, afirmó Jonatan Moisés Diniz en un mensaje que publicó en su cuenta en Facebook un día después de haber abandonado Venezuela.

La detención del cooperante brasileño y residente en Estados Unidos provocó un “incidente” diplomático entre ambos países debido a que el Gobierno brasileño se quejó de la falta de informaciones sobre su paradero, su situación legal y su estado de salud, e instó a Venezuela a permitir al menos una visita consular. El canciller brasileño, Aloysio Nunes, dio el incidente por superado el sábado luego de que el Gobierno brasileño recibiera la información de que Diniz había sido liberado y expulsado, y que había embarcado en un vuelo con rumbo a Miami.

Sus familiares dijeron hoy que se comunicó para avisar que está bien y que fue tratado bien en la prisión pero que, como aún teme por su seguridad, prefiere no divulgar su paradero. Diniz estaba detenido desde el 26 de diciembre pasado en la sede del Servicio de Inteligencia Bolivariana (Sebin) en Caracas, lo que solo fue confirmado por Venezuela el pasado viernes.

La detención del cooperante fue anunciada en diciembre en un programa de televisión por el dirigente chavista Diosdado Cabello, quien lo acusó de formar parte de una “organización criminal” y de posibles vínculos con agencias de inteligencia extranjeras.

Lea la historia completa en Infobae

Loading...

Deja un comentario