Entérate por qué suspendieron las cremaciones de difuntos en Maracaibo hasta nuevo aviso

Loading...

Incinerar el cadáver resulta más económico y ecológico que un entierro, pero esa práctica ya no es una opción en la ciudad, por la escasez del gas metano. Es una decisión popular entre los deudos y sus juicios son diversos: resulta más económica, práctica, rápida y menos engorroso que la sepultura habitual. Eso contribuye a aplacar toda la parafernalia de los cementerios.

Ahora a esa alternativa la atrapó la crisis de la escasez de gas y no hay fecha para que el servicio se integre nuevamente, debido a que es una problemática nacional, lo que obliga a los deudos a volver a las aterradoras tarifas de los servicios funerarios.

Entre 10 y 15 libras de gas metano se manipulan en cada extracción. Se trata del mismo gas que se utiliza en los hogares. El costo de este servicio se cotiza actualmente en el mercado funerario en un millón de bolívares.

“Con la inflación los precios siguen aumentando para hacer frente a los costos de mantenimiento en cementerios y funerarias; pero, no solo hemos tenido que modificar precios para ajustarlos a la actual situación, sino que se reducen las alternativas, como lo es la cremación del fallecido, porque no hay gas”, explicó una gestora que prefirió no identificarse.

Lea la nota completa

Loading...

Deja un comentario