Especialista asegura que cuando el hambre sea mayor que el miedo no hará falta que ningún político convoque a una movilización

Para el especialista en opinión pública Gabriel Reyes, el 21 de mayo será un día más de reafirmar las vicisitudes que han venido viviendo los venezolanos en los últimos años, con Nicolás Maduro al frente “de un ejercicio que ha empobrecido a los venezolanos”, sin control del sistema económico, donde se ha desmantelado el aparato productivo nacional.

El profesor universitario sostiene que la postura del vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence más allá de una declaración personal representa el interés del gobierno de Donald Trump, de dejar claro el rechazo que su administración mantiene al convocado proceso electoral venezolano.

“La crítica más allá de solicitar la suspensión del proceso, se fundamenta en que el proceso electoral carece de legitimidad, de reconocimiento, y de legalidad, toda vez que la Asamblea Nacional Constituyente constitucionalmente no era el ente señalado para dicha convocatoria”, dijo.

Reyes augura que se va a realizar el proceso comicial convocado para el 20 de mayo, pero sobre la advertencia de aquellos países donde señala que sus democracias son sólidas, y donde el resultado quedaría desconocido, lo que según su criterio deslegitimaría el origen de Nicolás Maduro, que considera es lo que lo mantiene actualmente reconocido internacionalmente.

“En el momento en que este proceso electoral es desconocido su legitimidad de origen queda en entredicho sin contar con la legitimidad de desempeño que formó parte importante del discurso de Pence sobre la capacidad del gobierno o de la incapacidad de satisfacer las necesidades mínimas materiales del venezolano, con esto, la capacidad de empobrecer a todo un país hasta los niveles de la miseria”, indicó.

Lea la nota completa en La Patilla

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.