Exenfermera de Chávez: En Venezuela quieren torturarnos para que confesemos unos delitos que no hemos cometido

La Audiencia Nacional Española aprobó el 26 de octubre la extradición a Venezuela de Claudia Patricia Díaz Guillén, quien ocupó entre 2011 y 2013 ocupó puestos de mucho peso en el ámbito económico durante el Gobierno del fallecido Hugo Chávez. La mujer, arrestada en España el pasado 25 de abril, aparece en la investigación de los Papeles de Panamá por haber recibido ayuda del bufete panameño Mossack Fonseca para blindar una fortuna no declarada, según declaraciones del fiscal general de la República designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab.

En un periodo de dos años fue la segunda responsable de la Oficina Nacional del Tesoro y la secretaria ejecutiva del Fondo de Desarrollo (Fonden). Por encima de ella solo estaba el para ese entonces ministro de Finanzas, Jorge Giordani. Entre 2003 y 2011, publicó el medio español El Confidencial, había sido una de las enfermeras de mayor confianza de Chávez dentro de la estructura de su Guardia de Honor y oficial del ejército bolivariano.

“Si España nos extradita, tememos por nuestra vida. A más de 6 mil personas se las ha encarcelado en Venezuela sin garantías jurídicas y a algunas se las mata. Quieren torturarnos para que confesemos unos delitos que no hemos cometido”, dijo Díaz Guillén en una entrevista ofrecida a El Confidencial, la primera que ofrece a un medio de comunicación.

Saab informó el 1 de noviembre que también se está tramitando la extradición del ex funcionario venezolano Adrián Velásquez, esposo de la ex enfermera del fallecido presidente. Díaz Guillén afirmó que su gestión y la de Giordani fueron “impecables” al mando de la supervisión de las arcas públicas de Venezuela, pero cuando Chávez estaba agonizando, los grupos de presión sucesorios “comenzaron a posicionarse al calor del vacío de poder que se iba a producir” tras la muerte del presidente. /Lea la nota Completa de El Confidencial/