Fiestas Patronales de San Roque: Tradición que se niega a morir

Con la bajada de San Roque, bailes, cantos y procesión, una multitud en La Quebrada, municipio Urdaneta del Estado Trujillo, inició las fiestas en honor a su patrón, a fin de rescatar la moral y costumbres que la política quiere condenar al olvido.

Los sacerdotes quebradeños Amilcar Araujo y Andrés Araujo, quienes presidieron la celebración eucarística, recordaron con añoranza en su homilía, aquellos tiempos de templete, de parques de diversiones, de carreras de cinta, pavo encebado e infinidades de actividades culturales que se llevaban a cabo en la población, y aunque muchas ya no se realizarán este año, pidieron luchar por conservar la fe y la cultura popular.

“La bajada de San Roque es una nueva tradición, iniciada en el pueblo por el sacerdote Amilcar Araujo y quedará en manos de los cronistas marcarla en la historia”, dijo el padre Andrés Araujo acompañado de la imagen de San Roque que relucía en el Altar Mayor decorado de un cielo cargado de Angeles.

Así la bajada de San Roque logró reunir a la agrupación Cultural Alma Quebradeña, la Banda Municipal Urdaneta, los Coromotanos del Monte, a la escuela Bolivariana Tosta García, cantores populares y la nueva agrupación de gaiteros de San  Roque, quienes extendieron el ameno evento desde las 2 de la tarde hasta las nueve de la noche, gracias a la organización de los socios de San Roque. De esta manera, La Quebrada inició sus Fiestas Patronales que se extenderán hasta el 15 y 16 de agosto. La feligresía prepara aún más, actos culturales y religiosos e invita a todo el gentilicio venezolano a participar.