Gobierno del izquierdista López Obrador no intervendrá en las crisis de Venezuela y Nicaragua

El nuevo gobierno de México, encabezado por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, no intervendrá en los asuntos internos de otros países, como las crisis en Venezuela y Nicaragua, dijo el futuro canciller mexicano. “México va a seguir una política exterior respetuosa de la no intervención (…) y, hasta ahora, no estamos vislumbrando abandonar esa política”, dijo a una radio local Marcelo Ebrard, designado como secretario de Relaciones Exteriores en el nuevo Gobierno que iniciará el 1 de diciembre.

“Eso no quiere decir que no nos preocupe la situación de uno u otro país, en este caso Venezuela. Vamos a ver cómo diseñamos y cómo podemos contribuir de la mejor manera”, agregó el político de 58 años. México integra el Grupo de Lima, una coalición de 14 países americanos, que incluye también a Argentina, Brasil, Canadá y Perú. La agrupación no reconoció las elecciones presidenciales de mayo en Venezuela por considerar que no cumplieron con las mínimas garantías democráticas.

Venezuela atraviesa una aguda crisis económica y social que ha obligado a millones de sus ciudadanos a emigrar a otros países de la región huyendo de la hiperinflación, la escasez de alimentos y medicinas y de la inseguridad.

Ebrard dijo que mantendrían la misma política de “no intervención” respecto a Nicaragua, donde cientos han muerto durante tres meses de protestas contra el gobierno del ex guerrillero izquierdista Daniel Ortega, un conflicto criticado fuertemente por Estados Unidos y la OEA. /Reuters/