Lo que hay detrás de la “huida salvaje” de los militares en atentado contra Maduro

El pasado sábado 4 de agosto se dio lo que el gobierno de Nicolás Maduro denominó como un “magnicidio” durante un acto presidencial. En plena conmemoración por los 81 años de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) dos drones sobrevolaron la avenida Bolívar, uno de ellos explotó en las cercanías del palco presidencial donde se hallaban Maduro y allegados.

La actitud que tomaron las tropas que ahí se encontraban fue sorprendente e insólita para muchos, ya que acto seguido de la explosión rompieron filas y salieron corriendo; se escuchó incluso a alguien gritando que huyeran “por la derecha”.

La Guardia de Honor Presidencial está conformada por 10 batallones para la protección del presidente y sus allegados. Dos brigadas y una división de operaciones aeroespaciales integrada por personal militar del Ejército, la Armada, la Aviación, la Guardia Nacional y la Milicia Bolivariana, además de órganos de seguridad ciudadana, 11 batallones, una unidad de francotiradores, un escuadrón de caballería motorizada y una unidad de fuerzas especiales, entre otras unidades. Sin embargo, la reacción militar ante la amenaza a un jefe de Estado fue insólita.

Cabe destacar que los cadetes y soldados no han sido preparados para situaciones como la que se dio el pasado sábado, por lo que apelaron a una reacción natural. No cuentan, tampoco, con munición para responder a ningún ataque. Quedó claro que mucho menos están para convertirse en escudos humanos o, como se refiere a ellos el mandatario, “escudos de amor”. /Lea la nota completa en Control Ciudadano/

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.