Luisa Ortega pidió a la comunidad internacional expulsar de sus territorios a familiares de chavistas con ostentosas fortunas

Luisa Ortega Díaz, ex fiscal general de la República, desde el exilio explicó a la ciudadanía venezolana el por qué no debería participar en las venideras elecciones presidenciales del 20 de mayo y aseguró que el proceso no cuenta con las condiciones mínimas que garanticen la transparencia del mismo.

“Yo soy demócrata y creo en los procesos electorales y creo que hay que votar, pero en este proceso no se puede votar. No se puede votar porque no hay garantías, no hay transparencia. No se va a participar en unas elecciones en condiciones de igualdad”, advirtió.

En una entrevista para Euronews, Ortega mencionó los delitos por los cuales denunció al presidente Nicolás Maduro ante el Tribunal de La Haya. “Por la ejecución, el asesinato de más de 8.000 venezolanos durante los años 2015, 2016 y 2017. Pero además de por el delito de asesinato, también acudí a la corte para denunciarlos por los delitos de tortura, allanamientos sin órdenes, procesos judiciales de militares a civiles, detenciones arbitrarias, allanamientos masivos; todos esos previstos en el Estatuto de Roma“, reveló.

“Yo vengo denunciando desde 2015 precisamente todos estos eventos. Dentro de las pruebas que yo consigno están tres instrumentos que son: el Plan Rondón, un plan diseñado por el Ministerio de Defensa para controlar la seguridad ciudadana, aunque en Venezuela la seguridad ciudadana tiene que ser eminentemente civil a través de un instrumento jurídico emanado del Ministerio de Defensa que da la competencia al ejército de garantizar la seguridad ciudadana. Y durante 2015 yo también manifesté cuando se hizo el primer operativo de seguridad ciudadana llamada OLP, yo salí a rechazar ese mecanismo de control de la seguridad ciudadana”, recordó.

La fiscal expresó su apoyo a las sanciones impuestas por la Unión Europea. Sugirió que se debería pasar a la toma de “otras acciones” para castigar al régimen, como la incautación de bienes ilegales. “Hay muchos venezolanos que tienen bienes en otros países que los han obtenido honorablemente, legalmente. Pero aquellos que no pueden justificar que han sido funcionarios públicos y tiene ostentosas fortunas y bienes deberían expulsarlos, así como los hijos de los ministros, igualmente los diplomáticos que se encuentran en los distintos países que muchos de ellos ni siquiera fueron ratificados por la Asamblea Nacional, que es quien ratifica la designación de un embajador. Están de forma ilegal. Esas sanciones también podrían ser aplicadas por la Comunidad Europea y los distintos países”, sentenció.

Lea la entrevista completa en Euronews