Pese a no lograr los votos necesarios, las FARC contarán con diez asientos en el Congreso gracias al acuerdo de paz

El partido colombiano FARC, nacido tras la desmovilización de esa guerrilla, sufrió un duro descalabro en las elecciones legislativas, su primera cita con las urnas en las que apenas conseguía 49.170 (0,34%) para el Senado con el 92,60% escrutado.

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) quedaba así como el decimocuarto partido más votado a la Cámara Alta, muy lejos del primero, sus grandes detractores del Centro Democrático que consiguieron 2.352.875 sufragios.

El resultado fue incluso peor para la Cámara de Representantes 30.643 votos, el 0,22% del total, lo que le ubica en la vigésima posición entre los partidos que comparecen a ese órgano de circunscripción territorial. Sin embargo, y pese a ese mal resultado, la FARC contará con diez asientos en el Congreso, cinco en el Senado y cinco en la Cámara, en virtud del acuerdo de paz que les garantiza esos escaños durante dos legislaturas consecutivas.

De ese modo, Iván Márquez, número dos de la antigua guerrilla y Sandra Ramírez, viuda del fundador de las FARC, Manuel Marulanda, estarán en el Senado, donde se encontrarán con Álvaro Uribe, su acérrimo castigo en la guerra y en la paz.

Debió pasar medio siglo de desgarrada lucha, con decenas de miles de muertos, para ver una imagen que promete ser histórica: exguerrilleros de las FARC que envejecieron en la selva votaron este domingo por primera vez en Colombia. Los jefes rebeldes de antaño, que sabotearon con violencia los procesos democráticos, compitieron en sus primeras legislativas después de la firma del acuerdo de paz de finales de 2016.

Lea la nota completa aquí

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.