Restos de un submarino alemán de la Primera Guerra Mundial reaparecieron al norte de Francia

Una carcasa de metal se distingue en la arena de la playa de Wissant al norte de Francia. Son los restos de un submarino alemán de la Primera Guerra Mundial que quedó varado en la costa francesa en julio de 1917. Desde diciembre durante la marea baja son visibles dos trozos de ocho y tres metros del casco del sumergible UC61.

“Era el 26 de julio 1917, venía de Zeebrugge (Bélgica) y bordeaba la costa para poner minas en Boulogne sur Mer y en Herve”, dos puertos importantes al norte de Francia, explica el guía turístico local, Vincent Schmitt. “Su misión era hundir barcos mercantes e incluso hundió un buque de guerra”, explica también Isabelle Delumeau, especialista en historia marítima.

Pero el submarino de 50 metros de eslora encalló en la arena y antes de ser detenida por los oficiales de aduanas, la tripulación lo inutilizó con explosivos. “Una pieza del mar extraordinaria”, acota el guía Schmitt mientras observa los fragmentos.

“Todos los habitantes de Wissant saben que hay un submarino aquí, pero la mayoría está cubierto de arena. Ciertas piezas vuelven a aparecer de vez en cuando, pero esta es la primera vez que se descubre tanto” asegura Schmitt. Piensa además que, “otras piezas del submarino pueden ser descubiertas en los próximos meses”. /Lea esta historia completa de AFP en El Universal/

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.