Ruleteo de pacientes en Venezuela, la vida al filo de la muerte

Loading...

Lo que el venezolano conoce como “ruleteo” inició con el rechazo de los heridos por armas de fuego. Los médicos impedían el ingreso de los tiroteados por miedo a que los delincuentes siguieran a la persona hasta el hospital para evitar que sobreviviera. A casi 30 kilómetros de Caracas, en medio de la carretera Panamericana (estado Miranda), está una de las instituciones que se ocupa de los traslados médicos en Los Teques.

Entre las 6:00 pm y 7:00 pm, justo antes del anochecer, los paramédicos se preparan para el cambio de turno. Revisan la ambulancia y corroboran el inventario de insumos. En la oficina principal de Protección Civil, su ex director, Víctor Lira, describe que en los últimos cuatro años aumentó significativamente el fenómeno del “ruleteo”, porque los hospitales no cuentan con los insumos suficientes, camas o especialistas para atender una emergencia, por lo que firman una orden de traslado hacia otro centro.

“A veces remiten a un paciente que viene de Pronto Socorro en Higuerote, lo trasladan hasta El Llanito en Caracas, pero ahí no lo pueden atender y lo transfieren hasta el Hospital Universitario de Caracas, donde por fin puede ser examinado. Muchas veces la ambulancia ruletea por varios centros hasta que lo envían al centro asistencial de origen”, explicó Lira.

La primera causa de traslados son los accidentes de tránsito; la segunda, emergencias de otros orígenes y la tercera son los traslados programados de pacientes de un hospital a sus casas o viceversa. “El venezolano es muy folclórico y le gusta mucho ir de fiesta y beber alcohol los fines de semana. Es muy común que las personas regresen de Caracas a los Altos Mirandinos, a altas horas de la noche y alcoholizados, por lo que pueden sufrir accidentes en la vía”, detalló el funcionario.

Lea la historia completa en El Nacional

Loading...

Deja un comentario