“Solo en Venezuela detienen a médicos por querer salvar vidas”

El diputado venezolano Lester Toledo acusó al gobernador Omar Prieto por ordenar la represión contra de una protesta cívica que se realizó en el Hospital Adolfo Pons de Maracaibo. Reprochó la agresión y detención de dos jóvenes médicos zulianos durante una protesta en el Hospital Adolfo Pons de Maracaibo en reclamo de condiciones dignas y necesarias para ejercer su función.

“Por cumplir su juramento hipocrático, por querer salvar vidas, la policía de Omar Prieto, el indigno gobernador del Zulia, detuvo y golpeó salvajemente a dos jóvenes médicos, cuyo único gesto fue protestar en el área hospitalaria donde ejercen, por las pésimas condiciones de trabajo y por no contar con los insumos básicos. Los arrastraron por el piso, los golpearon por defender el derecho a la salud y la vida de los pacientes que llegan a ese hospital”, denunció el parlamentario.

Toledo acusó a Prieto y a Danilo Vílchez, secretario de Seguridad del Gobierno regional, por atacar a los profesionales de la medicina, enfermeras, obreros, e incluso pacientes que se habían sumado a la protesta. “Como los malandros que son actuaron a la fuerza, golpeando, arrastrando y deteniendo a quienes, amparados en la Constitución venezolana, estaban protestando por la salud. Protestaban porque llevan meses sin contar, siquiera, con agua potable, sin medicinas, ni insumos. Y los esbirros en vez de acercarse a dar respuesta, procedieron, como solo ellos saben, a través de la violencia”.

El coordinador de Voluntad Popular Internacional expresó su solidaridad con los médicos detenidos en el Zulia, William Ferrer y Sergio Fuenmayor. “Fue tal la arremetida, que al doctor Ferrer, quien venía de cumplir más de 24 horas de guardia, le fracturaron el tabique nasal y presentó escoriaciones severas en su rostro, y para colmo pretendieron manipular las actas señalando que estos médicos fueron los que golpearon a los policías. Imagínense a un joven con bata blanca y estetoscopio atacando a un funcionario armado y protegido con chaleco antibalas. Manipular las actas y torcer la justicia es un delito y eso, tarde o temprano lo van a tener que pagar”, sentenció el dirigente de Voluntad Popular.

El diputado venezolano aplaudió a los ciudadanos, entre ellos médicos y pacientes, que no sintieron temor de grabar el hecho en sus móviles y dejar evidencia de lo sucedido. /Diario La Verdad/

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.