Solo tres de cada 10 niños asiste a clases en Zulia en medio del racionamiento eléctrico

Luego de una pausa obligada de la rutina escolar, tras los dos megaapagones que afectaron el país durante el mes de marzo, el regreso a clases en el estado Zulia para los tres hijos del periodista Mario Pérez Chacín siguió siendo atípico.

Por los grupos de WhatsApp de padres, así como a través de un comunicado pegado en la entrada del colegio privado donde estudian los chamos, ubicado en el sector Sabaneta de Maracaibo, el pasado 5 de abril les informaron que solo recibirían a los alumnos dos días a la semana por dos horas, ya que el resto del tiempo no tendrían certeza de contar con electricidad y agua.

Mario, que tiene tres hijos en segundo y tercer grado de primaria, y primer año de bachillerato, solo celebró que los horarios de los tres coincidieran para no tener que realizar diversos viajes de la casa al plantel: “Ya el traslado se dificulta porque mi esposa no maneja y es mi papá, con 74 años, que los lleva y los trae al colegio”, relató.

El comunicador social explicó que el plantel, que forma parte de una congregación religiosa católica, no cuenta con los suficientes recursos para adquirir una planta eléctrica. Explicó que aún en estas circunstancias, en casa continúan inculcándole a los chamos que estudiar es importante. /Lea la nota completa de Crónica Uno en Efecto Cocuyo/